Evitar la pérdida de las tradiciones mayas es labor del gobierno: Kinil

Sacerdotes mayas están desapareciendo porque nuevas generaciones se avergüenzan de su cultura

Roger Mora y Rosario Ruiz
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Tulum, Quintana Roo
Lunes 18 de junio, 2018

Aunque en la actualidad los sacerdotes Mayas únicamente se localizan en las comunidades Mayas de Quintana Roo y Yucatán, estos importantes personajes de la cultura ancestral buscan rehuir a una desaparición anunciada por décadas, por la presencia de nuevas creencias religiosas en el área o bien, por la falta de continuidad de sus culturas.

En la comunidad de San Juan de Dios, ubicado al poniente de la ciudad, se encuentra al sacerdote Maya Pedro Kinil, quien durante más de 60 años se ha dedicado a la medicina y la oración, producto del legado de sus ancestros mayas.

El gran sacerdote asegura que parte de sus oraciones son en honor al Dios Chac Chac, con la finalidad de pedir lluvia para que las sequías no sean severas en su zona, así como también para que las milpas tengan buena cosecha, entre muchas razones.

Con sus manos maltratadas por el arduo trabajo que realiza en los sembradíos de su solar -propiedad en la que se asienta- Pedro Kinil explica que para los sacerdotes Mayas es muy importante mantener su cultura y creencias, pues “hay gente que viene de todas partes del mundo, como de Europa, Estados Unidos y Sudamérica, buscándome acá en San Juan de Dios”.

“Sé hacer curaciones para dolor de cabeza; para retirar la piedra del estómago sin necesidad de cirugía y que realmente es muy efectiva, así como también de malestares estomacales y mal de ojos” dijo el sacerdote Maya. También contó que él tiene una progenie de 12 hijos, 6 mujeres y 6 hombres, a los cuales les ha invitado a mantener la tradición de los rezos y curaciones.

También dijo que no hay muchos curanderos con conocimientos reales; es más, solamente una mínima parte de los sabios de la zona Maya de Quintana Roo y Yucatán conocen realmente de la curación, pues algunos son charlatanes, ya que no sanan pero sí cobran cuotas importante que se llevan por su engaño.

A pesar de sus 81 años, Pedro Kinil asegura que se encuentra en perfectas condiciones; tiene la vista y la salud en buen estado.

“Mi fuerte es hacer ceremonias y bodas religiosas mayas, los extranjeros son los más interesados, pues pagan hasta 3 mil pesos por evento y a pesar de no entregar un documento oficial que avale la celebración, la verdad es que tiene una validez espiritual”.

Dijo que uno de los factores por lo que los sacerdotes mayas están desapareciendo es porque las nuevas generaciones se avergüenzan de su cultura, de sus raíces y sobre todo de sus tierras, ya que muchas veces las personas ignorantes se burlan de los jóvenes y deciden no aprender.

Otro de los factores, y tal vez el más importante, es la aparición de decenas de iglesias que van en contra de la creencia maya e imponen sus santos y sus idearios, además de que tratan siempre de denigrar a los nativos que a pesar de contar con deidades, rinden honores al mismo Dios .

Dijo que erradicar la posible pérdida de tradiciones es responsabilidad de las autoridades, por medio de la promoción a las personas que sepan el Maya y en especial a las que realizan una función dentro de la etnia, ya sean sacerdotes, generales o guardianes mayas.