Afectaciones en Kinchil y Hunucmá tras trombón del lunes

Varios árboles caídos, falta de electricidad, y techos desprendidos

Texto y fotos: Acom
La Jornada Maya

Kinchil, Yucatán
Martes 10 de julio, 2018

La sorpresiva tromba que azotó esta tarde la península de Yucatán también afectó el tendido eléctrico del sur de este municipio ubicado al poniente del estado, derribando los diversos puestos colocados en el centro de esta localidad. No faltaron los árboles caídos y desgajados, e inclusive hasta algunas láminas de los techos de zinc que volaron ante los fuertes vientos casi tipo huracán.

En la calle 21 por 16 con 18, un árbol de chaká quedó en medio de la calle. Asimismo en los patios de los kinchileños reportaron diversos tipo de matas caídas como cedro, huaya, por mencionar algunos.

Láminas del techo de zinc en un predio de la colonia San Martín igual fueron levantadas por el ventarrón, un par de estas cayeron en un árbol de ramón de otro domicilio.

Bomberos de la SSP y agentes de la policía municipal recorrieron las calles hasta entrada la noche para quitar gajos que obstaculizaban la vía pública.

Estragos en Hunucmá

La turbonada de este lunes también tiró árboles e inundó calles en Hunucmá. Los fuertes vientos mandaron literalmente a "volar" varias láminas de zinc, mismas que cayeron en cables de alta tensión de la CFE.

Las intensas ráfagas se hicieron sentir al derribar un antiguo árbol de chaká, en la calle 27 entre 34 y 36, por donde esta la cantina "La Cueva". El vetusto floresto obligó a desviar el tránsito vehicular, ya que quedó atravesado en la calle.

En la calle 24, cruce con la 33 y 35, se desplomó una mata de anona, a lado de la casa del ex edil Roberto Villafaña González. Personal de Protección Civil municipal se apresuró a retirar las ramas de los árboles caídos en diferentes sectores de la ciudad.

Elementos de la policía local tuvieron que cerrar el paso en la calle 24 en su cruce con la 31 y 33, en virtud de que un techo de lámina completo, desprendido de la base de una casa ubicada en ese sector, voló por los aires y fue a parar sobre cables de alta tensión de la Comisión Federal de Electricidad.

Este hecho causó la interrupción de la energía eléctrica por varias horas, hasta que trabajadores de la CFE repararon la falla y bajaron la estructura de lámina, que colgaba del tendido eléctrico.

En calles del parque principal, varios puestos de fritangas también volaron por los aires. Mesas de una lonchería, que se encontraban afuera, fueron a parar a media calle, lo mismo que algunos motos que cayeron al piso.

En la colonia Álvaro Obregón, en una vivienda de la 34 por 45 y 47, paramédicos de la Cruz Roja atendieron a una sexagenaria que resultó con una crisis nerviosa debido a que la techumbre de su vivienda se desprendió cuando estaba sola con su nieta.