No entrar en pánico por influenza AH1N1 en Yucatán: SSY

Autoridades de salud prevén incremento de casos en los próximos 15 días y posibles defunciones

Paul Antoine Matos
Foto: Captura de video
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Miércoles 11 de julio, 2018

Las autoridades del sector salud yucateco establecieron con claridad el panorama de la influenza, principalmente de la cepa del virus AH1N1: en las próximas dos semanas, los casos se incrementarán y es posible que haya muertos; sin embargo, las medidas preventivas son el principal método para evitar el contagio y se cuenta con el personal y los medicamentos para atender la situación.

Pero no se debe caer en el pánico, ni permitir que las redes sociales generen histeria colectiva, mientras que los medios de comunicación son responsables para ofrecer la información con veracidad.

El secretario de Salud de Yucatán, Jorge Eduardo Mendoza Mézquita, expresó enfáticamente que "no se va a ocultar nada", pero sí serán respetados los tiempos oficiales que se requieren para confirmar los casos, según las autoridades sanitarias federales.

"En las siguientes dos semanas se incrementará, habrá un repunte de casos", advirtió. Lo principal, dijo, es que se tomen las medidas preventivas indicadas para reducir el impacto, como lavarse las manos con jabón y usar gel antibacterial, usar tapabocas, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, no automedicarse y acudir al médico al presentar síntomas.

"Hay que dejar las cifras claras y no manipularlas. Seguir la norma estadísticas, que tienen un atraso de una o dos semanas", apuntó.

Indicó que no debe entrarse en pánico generado por las redes sociales por las cuales se comparte información falsa, además que los medios de comunicación deben ser responsables al ofrecer información verdadera, proveniente de las fuentes oficiales.

Reconoció que hay medicamentos para tratar la influenza, pero deben ser indicados por un médico.

En la temporada invernal 2017-2018, se cumplió con el 100 por ciento de vacunación con 640 mil dosis, pero las medidas básicas de higiene para evitar el contagio deben mantenerse todo el año, enfatizó.

En Yucatán se han registrado 40 casos de influenza, hasta la semana 27 del boletín epidemiológico que emite la Secretaría de Salud federal. Marbella Perera Rivero, jefa del Departamento de Vigilancia Epidemiológica de la SSY, indicó que se ha registrado un fallecido en un hospital del IMSS, cuyo caso está en estudio, por lo que se hará oficial hasta que los procesos y el protocolo epidemiológico confirmen la causa de su defunción.

El perfil de los contagiados es que son personas entre 30 y 45 años, el 40 por ciento de ellos con casos de comorbilidad como obesidad, hipertensión, diabetes, o enfermedades respiratorias como asma y tabaquismo. Más de la mitad no tenían la vacuna aplicada, agregó.

Alfonso Sansores Ríos, jefe de Prevención y Atención de Salud del IMSS, aclaró que la influenza en general, y la AH1N1 en particular, es un virus catarral cuyo comportamiento es monitoreado todo el año, pero cada dos o tres presenta un repunte. En este caso, Yucatán presentó un 60 por ciento de repunte.

Aunque la temporada invernal es la más sensible debido a las lluvias aparece en la entidad. Los síntomas y signos que diferencian a la AH1N1 de la común es la tos seca, la fiebre y el dolor de cabeza, con una aparición más rápida, entre 24 y 48 horas.

Los grupos vulnerables son las mujeres embarazadas, adultos mayores, niños menores de cinco años y sectores inmunocomprometidos, enumeró.

Indicó que hay un comité estatal instalado que decide en qué casos usar los antivirales y las vacunas, pero se garantizan los insumos y medicamentos. Reiteró que quien tenga los síntomas acuda al médico y no se automedique.

Miguel Beltrán Estrada, director del hospital regional del ISSSTE, descartó fallecimientos en la institución médica, aunque sí hay un niño ingresado y aislado, que mejoró su estado de salud entre el domingo y el martes, por lo que ya no está en riesgo.

Enfatizó en que el personal de salud debe estar protegido y preparado para atender los casos, por lo que el ISSSTE cuenta con el abasto para atender los casos.