Protestan por construcción de gasolineras en zonas habitacionales

Vecinos amenazan con el cierre total de la calle principal si no se suspenden los trabajos de obra

Hubert Carrera Palí
Foto: Raúl Angulo Hernández
La Jornada Maya

San Francisco de Campeche
Jueves 9 de agosto, 2018

Vecinos de la colonia Villa cabra se manifestaron en contra de la administración municipal de Edgar Hernández Hernández, al permitir la construcción de más gasolineras en puntos de concentración poblacional que las convierten en una bomba de tiempo, por lo que amenazaron con el cierre total de la calle principal sino se suspenden los trabajos de esta obra.

Durante una manifestación de vecinos de este sector, don Samuel Rivero Dzib condenó la agresión que están sufriendo por parte del alcalde Edgar Hernández al permitir que emisiones tóxicas puedan alterar la salud de cientos de habitantes, principalmente a los niños.

Consideró que es una falta de respeto por parte del Ayuntamiento de Campeche no consultarles si están de acuerdo o no con la construcción de una nueva gasolinera, en medio de donde se localizan un importante número de unidades habitacionales.

“A los viejos no nos importa tanto la instalación de una nueva gasolinería porque ya de por sí la ciudad está invadida de bombas de tiempo, pero da coraje que ni siquiera se nos tome en cuenta para tomar este tipo de determinaciones. Imperdonable todavía que se exponga la salud de los menores con la emisión de gases tóxicos provenientes de los combustibles”, consideró.

Por su parte, doña Candelaria Collí, quien vivirá frente al nuevo centro de servicio, reprobó tajantemente su construcción y exigió al alcalde respetar la voluntad de los vecinos, pues de lo contrario convocarán a un gran plantón para bloquear la calle principal por donde transitan cientos de vehículos y camiones urbanos.

Calificó de arbitrario y prepotente al alcalde por autorizar más gasolineras cuando la ciudad ya está invadida de éstas, y lo responsabiliza de cualquier desgracia humana.

Claudia Pastrana, otra de las vecinas que mostraron su indignación por la realización de esta obra, advirtió al alcalde que aunque esté de salida no van a permitir que se construya una bomba de tiempo frente a su domicilio, y mucho menos que se ponga en riesgo la salud de sus hijos, debido a los fuertes olores que despedirá las gasolinas. Subrayó que se sumará a la manifestación ciudadana si continúa la construcción de esta gasolinería.