'Fake news' o boletines

Políticos y medios de comunicación

Eduardo Lliteras Sentíes
Foto: Rodrigo Díaz Guzmán
La Jornada Maya

Martes 18 de septiembre, 2018

El alcalde Renán Barrera Concha acudió a un encuentro con locutores por el Día del Locutor en Mérida, al cierre de la semana. Allí dijo algunas palabras de elogio para los locutores, pero también hizo afirmaciones un tanto sorprendentes sobre las noticias falsas o fake news, endilgándoselas a todos los medios de comunicación en internet e inclusive a otros medios.

Es curioso cómo los políticos mexicanos han adoptado el mote de fake news acuñado por el presidente Donald Trump, precisamente para atacar a los medios de comunicación que lo critican o cuestionan. Para desacreditar la labor de los periodistas. Ese ha sido el objetivo del presidente estadounidense con ese mote, al grado que recientemente periódicos y medios en internet de los Estados Unidos publicaron editoriales para defender la libertad de prensa, de un presidente que se arroga el derecho de decidir qué medios dicen “la verdad” y cuáles son “mentirosos”, según lo alaben, lo critiquen o denuncien algunos de sus trapos sucios.

En efecto, el pasado 16 de agosto, más de 300 periódicos de todo Estados Unidos se unieron para defender el papel de una prensa libre y denunciar los continuos ataques del presidente estadounidense Donald Trump contra los medios de comunicación. La denuncia de los periodistas se realizó a través de editoriales coordinados que se publicaron 350 medios en los Estados Unidos, según un conteo de The Boston Globe. “La grandeza de Estados Unidos depende del papel de una prensa libre para decir la verdad a los poderosos”, decía el influyente diario bostoniano, uno de los que destapó el escándalo internacional de los abusos sexuales a menores perpetrado por sacerdotes en ese país.

El proyecto fue encabezado por miembros del personal de la página editorial del Globe, quienes escribieron: “Este implacable asalto a la prensa libre tiene consecuencias peligrosas. Pedimos a los comités editoriales de todo el país, liberales y conservadores, grandes y pequeños, que se unan a nosotros hoy para abordar esta amenaza fundamental en sus propias palabras”.

Marjorie Pritchard, subdirectora ejecutiva del Globe y que encabezó el esfuerzo colectivo, dijo a NPR Morning Edition: “Este proyecto editorial no va en contra de la agenda de la administración Trump. Es una respuesta para ponernos en el discurso público y defender la Primera Enmienda” de la Constitución estadounidense. La Primera Enmienda, como se sabe, sanciona el derecho a la libertad de expresión, a la libertad de prensa y de creencias.

Más allá del daño hecho en casa, los ataques verbales de Trump a los reporteros -llamándolos “repugnantes” y “enfermos” y “entre los seres humanos más deshonestos de la tierra”- estos ataques ponen a los periodistas de todo el mundo en mayor riesgo, dijo Marjorie Pritchard.

Quizá por eso mismo, los políticos de casa deberían ser más cautos cuando deciden adoptar términos en inglés puestos de moda en otras latitudes.

Durante su reunión con los locutores dijo el alcalde meridano, entre otras cosas, que “son héroes, que no son anónimos, que tienen nombre y apellido, que han hecho que conozcamos la historia aunque a veces no conozcamos sus rostros sus voces son a veces más conocidos que nuestros propios padres”.

Y precisamente, en el tema de las noticias falsas dijo que cuando vemos la multiplicación de fake news, esta famosa multiplicación de medios que de la noche a la mañana surgen con informaciones que no sabemos ni de qué se tratan, a veces oscuras, a veces falsas, pero que eso es una gran oportunidad para recordar que hoy más que nunca está vigente la radio y la televisión porque son los medios tradicionales a los que regresan las nuevas generaciones para poder corroborar si lo que hoy sale en cualquier portal, en cualquier medio; tiene razón de ser o no, y por eso hoy ese es el mejor homenaje que se le puede dar, en una época en la que a veces se confunde la globalización con la mundialización, decir que nos vamos al espectro etéreo e intangible a través de internet, a través de lo virtual, y a veces nos olvidamos que la mundialización es el contacto entre los seres humanos con nombre y apellido, con una voz oficial reconocida, y que hoy eso está teniendo más vigencia que nunca, esa labor, la del locutor que no solamente es narrar lo que sucede sino como decía José Luis ser autocrítico, es ser un luchador social desde los micrófonos para que podamos tener siempre una mejor sociedad”.

El alcalde dijo también que los medios no deben “ser replicadores de boletines” y aseguró que “tengo muy presentes los compromisos hechos recientemente” con los locutores, “muchos de ellos amigos de muchos años”.

Efectivamente, le damos la razón al señor alcalde de Mérida: los medios de comunicación, sea en la radio, sea en la televisión, en internet o medios impresos, no estamos para publicar boletines de gobierno, ni para dar por su lado a los señores políticos y sus portavoces, o para acallar verdades incómodas. Pero tampoco son los políticos los que deben señalar quién o quiénes realizan con tino su labor.


Mérida, Yucatán
@infolliteras