Pasarelas mexicanas "carecen de representación curvy e indígena"

La moda debe ser incluyente y diversa, señala coordinadora de The Curvy Fest

Texto y foto: Ana Marín
La Jornada Maya

Cancún, Quintana Roo
Viernes 21 de septiembre, 2018

La primera edición de The Curvy Fest nace de la necesidad de una plataforma que integre moda y diversidad en todos sus ámbitos. El festival body-positive busca celebrar a las mujeres con curvas mediante talleres, conferencias y una expo dedicada al nicho curvy.

Al término de un desayuno con los medios de comunicación, La Jornada Maya platicó con Melina Alarconi, coordinadora de esta iniciativa, sobre los retos y desafíos en el mundo de la moda para las mujeres con curvas, entre ellos la poca iniciativa que tienen las escuelas de diseño para impulsar este nicho entre sus estudiantes.

Para Melina, los centros de educación apenas se están extendiendo hacia una moda más inclusiva, pero aún falta mucho por hacer. Los diseñadores apuntan que “lo que tiene que lucir es la prenda” y que la mujer debe “ser más como un perchero” para que la ropa confeccionada se vea bien; por ello los bocetos y maniquís son espigados, delgados y perfectos en simetría.

Lo anterior “se ha hecho tan interno que por eso las modelos son cada vez más y más delgadas, cuando la mujer común, aún siendo delgada, no lo es tanto como lo que ves en las pasarelas”, señaló.

“Lo que queremos es que la moda entienda que hay que diversificarse. Queremos que los emprendedores vean al nicho curvy y que se atrevan. Desde el momento que ellos están estudiando, o inicien su proyecto independiente, tengan este incentivo que sí es profesional y económicamente rentable”, dijo.

¿Cómo una escuela de diseño podría revertir esta tendencia?
Independientemente de la escuela, hacen falta plataformas, lo cual es bastante desalentador. Es necesario que la escuela otorgue las herramientas, y tú como diseñador, si la escuela no te las da, tómate tu tiempo en ver cómo le puedes hacer: investiga qué empresa puede hacer el maniquí que necesitas, investiga cuáles son los tipos de cuerpo, cuál es tu mercado, y sirve a ese nicho, que tengas interés. Es despertar el interés y buscar las herramientas que necesites para impulsar tu proyecto.


El alcance curvy en las tiendas departamentales de hoy en día llegan hasta la talla XL y la mayoría de las prendas son negras y holgadas… Holgado, de licra o tan anticuados… A nosotros nos gusta vestir de colores vivos. Si a ti te encanta el negro, qué bueno, pero que te lo compres porque te gusta y no porque sea lo único disponible. Es algo absurdo, porque lo único que haces es invisibilizarte. Lo ideal es que tú vistas de acuerdo a tu personalidad.

Escondemos nuestros brazos o gorditos porque somos bombardeados en los medios de comunicación. ¿Cuándo fue la última vez que viste en una telenovela mexicana a una gorda siendo la protagonista? No lo hay: o somos las sirvientas, o las feas, o las tías. O el tema es que la gorda hace dieta y termina flaca y espectacular. Ni puedes ser feliz ni conocer el amor porque eres gorda. Las mujeres gordas nos graduamos, nos casamos, somos empresarias, diputadas, mamás, tías, abuelas, adolescentes—no te hace mejor o peor persona ser gorda..

Si tú no estás contenta con tus kilitos de más, se vale bajar de peso. Hay esta creencia en donde si nosotros hacemos el body positive entonces estamos promoviendo la obesidad. Es algo completamente erróneo. Lo que promovemos es el amor propio, aceptarte ahorita como eres para que empieces un camino hacia donde tú quieras estar. Recibimos comentarios que nos acusan de promover el sedentarismo, y quienes nos acusan suelen estar pasados de peso. El ser gordo no te quita lo gordofóbico.

¿Crees que actualmente hay una buena representación de modelos plus size en México o en algún otro país?

En México no la hay. Independientemente de que yo sea una mujer plus size, no hay indígenas en las pasarelas. Nosotros como mexicanos tenemos una influencia indígena tremenda; tenemos también mucha influencia de los esclavos que llegaron a México desde África—pero tampoco vemos a esas modelos. El decir que tenemos una muy buena representación en las pasarelas mexicanas sobre lo que es la mujer mexicana es mentira. Ya no hablemos de una mujer de mi talla (44). Lo que aspiramos con The Curvy Fest es ser un festival completamente inclusivo. Desafortunadamente, en nuestro casting, no tuvimos a ninguna mexicana con ascendencia africana, y nos hubiera encantado, pero sí tendremos representación de piel oscura en la pasarela. Me encantaría que en la próxima edición, todas las mujeres de México se sientan representadas.

México es muy diverso. Queremos tener representación de los distintos tipos de belleza de todos los estados. Hicimos 200 solicitudes de belleza para modelos, y las que asistieron en su mayoría fueron extranjeras. Algunas ni siquiera se presentaron, y es lo que decía antes: se sienten fuera, excluidas, y lo que nosotros queremos es cambiar este canon.

Si la mujer mexicana es alta y blanca, también existe la belleza yucateca que es un poco más bajita y de piel color piñon. En Ciudad de México, fue una diversidad de bellezas, con chicas góticas, que eso a mí me encanta. Todas son bellas, porque todas pertenecen a un nicho; de eso es lo que se trata.

Sí se están abriendo muchas plataformas para impulsar la inclusión, pero aún falta mucho. Faltan muchas bellezas en las pasarelas mexicanas, a diferencia de otros shows a nivel internacional que ya empezaron a incluir modelos con discapacidad. Chromat tuvo un desfile que estuvo súper diverso—dentro de su pasarela, estuvo una modelo que tiene amputada una pierna. Las pasarelas tienen que ser así. Nosotros hicimos el mayor esfuerzo para que la nuestra lo fuera, y esperamos mejorar año con año. No nos podemos quedar estáticos porque así como la moda evoluciona, también la sociedad lo hace.

Lo que estamos haciendo es una plataforma que se vaya ajustado a lo que nosotros queremos llegar, que es una plataforma inclusiva y diversa. En nuestra pasarela también incluimos a chicos y a miembros de la comunidad LGBTTTI.


Cuéntame sobre las dificultades a las que se enfrentaron en el proceso de organización.
Nosotros invitamos a todas las marcas plus size del país, pero como no hay una plataforma plus size en México y es la primera edición (del The Curvy Fest), de las 30 marcas que hay en México, sólo decidieron unirse cinco. El índice de negación fue muy alto. Hay distintas formas de participar. Puedes estar en la pasarela, puedes estar en la expo, finalmente es sólo fungir como un patrocinador, tú y tu marca. Aún no hay credibilidad en la plataforma, pero estamos completamente seguras que en las próximas ediciones se unirán más.


Sobre las conferencistas que van a participar en el festival, ¿cómo las eligieron?
Elegimos a quienes tuvieran un mensaje para compartir. Por ejemplo, con Maresly Castillo Ocampo, fue una coincidencia. Ella nos buscó y nosotras la buscamos a ella. Nos enamoramos de su proyecto, no solamente de lo que representa la muñeca Melina, sino de todo lo que ella viene haciendo desde antes. Es algo que tiene que ser compartido. El día 29 va a estar Gaby Burgos quien va dar un speech motivacional, y Maresly hará lo propio el 30. Todos los demás paneles son para que la gente conozca de qué se trata el movimiento, o si tú eres emprendedor o emprendedora, sepas que tu fisionomía no limita tus capacidades cognitivas o intelectuales.

Es lo que queremos impulsar "que tengas tú este empoderamiento de tener tu propia empresa, terminar la universidad, profesionalizarte en el oficio que tengas".

Con un último mensaje de amor propio, Melina Alarconi invitó a la gente a que asista a The Curvy Fest, que se llevará a cabo del 28 al 30 de septiembre en Cancún. Las conferencias y horarios pueden consultarse en su Facebook @TheCurvyFest y en la página web https://thecurvyfest.com/