Remembranzas de la Europa escandinava en concierto de la OSY

Junto a la concertista estadounidense Mimi Stillman interpretan piezas de Nielsen, Grieg y Sibelius

Jesús Mejía
Foto: OSY
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Lunes 8 de octubre, 2018

La concertista estadounidense Mimi Stillman, con el prístino sonido de su flauta transversa elaborada en plata, capturó el corazón del público en su presentación con la Orquesta Sinfónica de Yucatán.

En el encore, con la interpretación de las Variaciones sobre el Carnaval de Venecia del francés Jean Baptiste Arban, la flautista se ganó el tributo, el estruendo del aplauso del público reunido en el Teatro Peón Contreras.

La cátedra de dominio técnico, virtuosismo y sonido bien temperado de la interprete estadounidense provocó el arrebato, el entusiasmo de los asistentes tras el encore, más todavía que la anterior interpretación del Concierto para flauta del noruego Carl Nielsen.

Con este obsequio musical, Mimi Stillman redondeó su presentación como solista del concierto de Carl Nielsen (1865-1931), una obra de dos movimientos que duró unos 20 minutos, lapso en que mantuvo al público cautivado por el peculiar dulce sonido del instrumento transversal.

La concertista estadounidense mostró sus cualidades con su flauta elaborada en plata que, junto con otros metales preciosos como el oro y el platino, son materia prima de los instrumentos de grandes flautistas del Siglo XX y XXI como los franceses Jean Pierre Rampal, Marcel Moyse y Emmanuel Pahud, la eslovena Irena Grafenauer, el suizo Aurele Nicolet y el británico James Galway.

La concertista mostró sus cualidades que le han permitido actuar con reconocidas orquestas sinfónicas tanto de Estados Unidos como de Europa bajo batutas como las de Simon Rattle, Andre Previn, Wolfgang Sawallisch, Marin Alsop, Christoph Eschenbach, Yuri Temirkanov, Kurt Masur, Robert Spano y David Zinman.

La Sra. Stillman ha sido requerida para el estreno de más de 40 obras de eminentes compositores como Jennifer Higdon, Shulamit Ran, Richard Danielpour, Steven Mackey, Mason Bates, David Ludwig, Zhou Tian y el difunto Steven Stucky.

En la parte inicial de este concierto dedicado a compositores escandinavos, la OSY interpretó la Suite número 1 de “Peter Gynt” del noruego Edvard Grieg, una serie de pasajes para ballet evocadores del alba, la muerte y los ambientes árabes.

La parte complementaria correspondió a la 5ª Sinfonía de Jean Sibelius , cuyas dimensiones sonoras parecieran describir los fiordos y ambientes helados del norte europeo como un lenguaje cinematográfico.

Pletórico de fortes, a la manera de los grandes finales sinfónicos, el primer movimiento gustó a los asistentes en tanto que la parte final tuvo un remate singular de varios tonos alternados con silencios.

Con este tipo de repertorio, la Orquesta Sinfónica de Yucatán adquiere una mayor madurez artística a la vez que forma musicalmente a su público con un amplio repertorio más allá de las sinfonías de Mozart, Haydn, Beethoven, Brahms y Tchaikovsy, entre otros.

La sinfónica yucateca está cumpliendo 15 años de actividades ininterrumpidas y esta semana llegaron dos buenas noticias: por un lado el gobierno del Estado de Yucatán que encabeza a Mauricio Vila Dosal ratificó en el cargo de titular del Fideicomiso Garante de la OSY a Miguel Escobedo Novelo, lo que representa un reconocimiento al trabajo desempeñado en el desarrollo de la orquesta.

Por otro lado la presidenta del patronato, Margarita Molina Zaldívar fue designada para recibir el Premio Yucatán por su aportación a la cultura y el bienestar del pueblo yucateco, reconocimiento que recibirá en acto oficial en noviembre próximo.

Así la orquesta continúa en su consolidación como una institución cultural no sólo de Yucatán sino del Estado Mexicano para orgullo de los yucatecos.