En libertad, ex jefe policiaco de Veracruz señalado por desapariciones

Arturo Bermúdez Zurita fue secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Javier Duarte

Eirinet Gómez
Foto: Cuartoscuro
La Jornada Maya

Xalapa, Veracruz
Jueves 6 de diciembre, 2018

Arturo Bermúdez Zurita, quien fue secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa (2010-2016) recuperó su libertad después de permanecer un año y 10 meses preso en el penal de Pacho Viejo, acusado de enriquecimiento ilícito y desaparición forzada.

En la audiencia, efectuada ayer por la mañana, la juez Alma Aleida Sosa Jiménez decretó la modificación de la medida cautelar de prisión y ordenó el pago de una garantía de un millón de pesos y la entrega del pasaporte del acusado, quien deberá acudir a firmar cada viernes al reclusorio.

La liberación de Bermúdez Zurita provocó la indignación de colectivos de familiares de personas desaparecidas, que responsabilizaron al fiscal general Jorge Winckler Ortiz y al fiscal de desapariciones, Luis Eduardo Coronel, de fracasar en su encomienda de aportar los elementos necesarios para fincar responsabilidades al ex secretario de Seguridad por el delito de desaparición forzada.

Bermúdez Zurita es el tercer ex funcionario duartista liberado en la primera semana del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, postulado por el partido Morena.

El lunes recuperó su libertad el ex secretario de Finanzas Mauricio Martín Audirac Murillo, y el martes, el ex titular de la Comisión de Aguas Francisco Valencia García. Los tres seguirán sus procesos jurídicos en libertad.

El ex fiscal Bravo Contreras también sería excarcelado

En unas horas un cuarto ex colaborador de Duarte de Ochoa podría quedar libre, pues el martes un tribunal colegiado federal concedió un amparo al ex fiscal de Veracruz Luis Ángel Bravo Contreras.

A las 15 horas del miércoles Arturo Bermúdez dejó el penal de Pacho Viejo en medio de aplausos y gritos de ¡sí se pudo, sí se pudo!, de amigos, familiares y ex colaboradores, entre ellos Edmundo Martínez.

Debo retomar mi vida. Soy un hombre de convicciones y tengo que ver por mi familia y por mí. Soy inocente, se hizo justicia, expresó, escoltado por sus abogados.

Rehusó dar detalles sobre los presuntos maltratos y tortura que padeció mientras estuvo internado: Soy un hombre libre y es diferente ser un hombre interno que ser un hombre libre. Voy a rehacer mi vida, esa es la intención, y estar con mi familia.

El ex colaborador de Javier Duarte mencionó que su libertad no es producto de un pacto con el gobierno de Cuitláhuac García: Yo no hice ningún trato. La denuncia de mi abogado dice perfectamente lo que pasó, apuntó.

No obstante, envió un mensaje al nuevo gobierno: Mi actuar estuvo apegado a derecho; siempre vi por los veracruzanos. No es fácil ser secretario de Seguridad Pública, no hoy, ni ayer ni mañana. Hay que tener mucho valor y enfrentar el gran problema de inseguridad que vive el país. A las familias de los desaparecidos les manifestó: Creo en la justicia, y hoy se está haciendo justicia.

En cuanto la noticia se dio a conocer en los medios, colectivos de familiares de personas desaparecidas, encabezados por Solecito, señalaron que evidentemente no hubo un trabajo jurídico eficiente, profesional, honesto, ético, responsable ni acorde a la imputación tan grave que se le hacía.

Pidieron al gobierno de Cuitláhuac García poner un fiscal que sirva y que Arturo Bermúdez sea juzgado por desaparición forzada.

Por su parte, la fiscalía general rechazó la resolución de la juez en el sentido de que la desaparición forzada de personas no es grave y, por tanto, no amerita prisión preventiva oficiosa.

Señaló que la presentación periódica semanal, la garantía de un millón de pesos y la prohibición de acercarse a víctimas y testigos no resulta suficiente para asegurar la integridad de estos últimos.

Al respecto, Cuitláhuac García consideró que la liberación de ex funcionarios duartistas es responsabilidad del ex gobernador Miguel Ángel Yunes y del fiscal Jorge Winckler Ortiz, “por hacer de esto un show para obtener votos y no para llevar a los acusados ante la justicia. Claro que son culpables”.

García Jiménez dijo: Corresponde al fiscal dar a conocer las razones por las cuales fueron liberados, y es él quien tendrá que ver qué mecanismos usa para retenerlos.

Atribuyó la liberación de Bermúdez y los otros dos ex funcionarios al mal trabajo de la fiscalía al integrar las investigaciones.

El Ejecutivo estatal recordó que en su campaña por la gubernatura señaló que estos procesos son “un show mediático porque no inició un juicio político, como correspondía para que perdieran cualquier protección y se les pudiera llevar ante la justicia antes de que se fugaran. Los dejaron escapar, montaron un espectáculo y negociaron con ellos”.

García reconoció que a los duartistas no se les podrá volver a juzgar por los mimos delitos y llamó a la sociedad a manifestarse.