Ofrecerá Macay proyección de 'Alejandra o la inocencia de Vlady'

Historia velada de México en documental sobre comunista ruso radicado en el país

Katia Rejón
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Jueves 6 de diciembre, 2018

Vlady es un pintor ruso-mexicano, que realizó La inocencia terrorista, una obra en honor a una guerrillera comunista mexicana, asesinada en 1975 durante la guerra sucia en México. A través del documental Alejandra o la inocencia de Vlady se intenta descubrir cuál es el vínculo entre la revolución Rusa con el México setentero analizando la pintura del artista ruso.

Este documental será proyectado el próximo viernes 14 de diciembre a las 20 horas en el Museo Fernando García Ponce- MACAY, como parte de las actividades de Punto de Encuentro; y contará con la participación del productor e investigador del documental Claudio Albertani, quien también es el fundador del Centro Vlady. El guión y la dirección de la película estuvo a cargo de Fabiana Medina. El proyecto contó con el apoyo del Centro Vlady de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México y de la Filmoteca de la UNAM.

La mujer que inspiró el cuadro se llama Teresa Hernández Antonio (alias Alejandra) que pertenecía a la liga comunista 23 de septiembre. Fue asesinada con ocho balazos en la Ciudad Universitaria el 15 de junio de 1975. Su familia, que no conocía la historia del cuadro, es entrevistada en el documental. Así como la escritora Laura Castellano autora del libro México armado.

Las preguntas ¿quién es la mujer que inspira La inocencia terrorista? ¿qué relación tenía con Vlady? ¿a qué se debe el título de la obra? se contestan en el documental que por un lado reflexiona sobre la formación comunista del pintor; y por el otro, retoma una parte velada de la historia de México.

En entrevista Albertani, que también dirige el Centro Vlady de la UACM, explicó que la obra completa del autor suman más de mil. Además de 300 cuadernos donde encontró muchos apuntes del cuadro que motiva el documental.

Vladímir Kibálchich Rusakov nació en San Petersburgo cuando todavía se llamaba Petrogrado durante la Guerra Civil Rusa. Su padre fue un destacado político comunista y su madre procedía de una familia de comunistas siendo una estenógrafa francesa de Stalin durante un tiempo. El pintor murió a los 85 años en la ciudad de Cuernavaca, México, en el 2005.

Aunque el documental no es una biografía del autor sino de la obra, el hecho de que descendiera de una familia que confeccionó bombas durante la guerra en Rusia se vincula fuertemente con la carga simbólica sobre el terrorismo en la obra mencionada.

“El cuadro, un oxímoron, condensa la historia de Vlady y su ambivalencia de la lucha armada que es por una parte inocente y por otra, terrorista. Con esta idea de matar para crear un mundo nuevo, algo muy Dostoievskiano. La pintura en sí misma me parece mística y sensual”, explicó investigador.

Actualmente, la pieza se encuentra en la entrada de la biblioteca Miguel Lerdo de Tejada y Vlady pertenece a la generación de La Ruptura, una corriente artística a la que el MACAY estudia y difunde. Esta es la última edición de Punto de Encuentro para el 2018. De acuerdo con el coordinador del proyecto, Gibrán Román Canto, este año terminó con un récord de asistencias con 4 mil 200 personas en 12 ediciones.