Perforará Pemex más de 100 nuevos pozos en 2019: Romero

Anuncia el director de la paraestatal nuevos contratos de perforación e infraestructura

Gabriel Graniel Herrera
La Jornada Maya

Ciudad del Carmen, Campeche
Domingo 15 de diciembre, 2018

Con el objetivo de alcanzar una producción de 2 millones 624 mil barriles de crudo diarios al 31 de diciembre de 2024, el director general de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Octavio Romero Oropeza, anunció dos nuevos modelos de contratos, de los cuales, el día 15 de enero se firmaran los contratos de infraestructura y el 31 del mismo mes, los de perforación de pozos; además del inicio de la perforación de 73 pozos marinos y 44 pozos terrestres.

Al dar a conocer el Plan Nacional de Producción de Hidrocarburos, en presencia del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo que esta propuesta busca que con la intervención del Gobierno Federal, se rescate a la empresa más importante del país, para que se convierta de nueva cuenta en la palanca del desarrollo nacional, garantizando así la seguridad y la soberanía energética.

Explicó que la producción de hidrocarburos en nuestro país, ha tenido etapas muy distintas, tuvo un largo período de alta producción, seguido de otro marcado por una caída permanente hasta el día de hoy.

Destacó que esta administración encabezada por Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, para lograr la soberanía energética del país, considera necesario el rescate de Petróleos Mexicanos con la intervención del Gobierno Federal.

Nuevo Plan de Negocios

Como parte de la estrategia se pretende implementar un plan de negocios, que asegure el incremento de la producción de hidrocarburos, con una meta de 2 millones 624 mil barriles diarios al 31 de diciembre del 2024.

“Dicho plan está sustentado en cinco objetivos estratégicos con 16 líneas de acción, entre las cuales destacan asegurar el incremento de reservas, enfocando la inversión donde siempre hemos sido exitosos, las cuencas del sureste de aguas someras y tierra, así como las cuencas del norte convencionales”, asentó.

Sostuvo que también propone desarrollar de manera acelerada los campos descubiertos, cuidando y garantizando siempre el máximo factor de recuperación, reducción sistemática de costos, implementando nuevos procesos y nuevos modelos de contrato, e incrementar el factor de recuperación en los campos maduros.

Se impulsará la incorporación de reservas, que será de aproximadamente mil 500 millones de barriles por año, “es decir, repondremos lo que produciremos y agregaremos casi la misma cantidad a las reservas existentes, con esto, habremos de garantizar la viabilidad de la empresa a largo plazo. Para lograrlo aseguraremos un incremento de las inversiones en exploración en aproximadamente un 10 por ciento anual”.

Señaló que la producción de gas también se incrementará en aproximadamente un 50 por ciento, principalmente como resultado del incremento de la extracción de aceite, ya que este programa, considera el gas asociado a la producción de petróleo.

Campos descubiertos

Una de las principales líneas de operación de la estrategia, es desarrollo acelerado de los campos descubiertos, lo que tiene un importante avance que se ha venido madurando, desde el inicio de la transición.

“Geográficamente se muestran los 20 campos descubiertos, que iniciaron su desarrollo en diciembre de 2018 y que terminaran en 2021, esperándose una producción de 73 mil barriles por día de estos campos en diciembre de 2019, de los cuales, en los campos marinos, 12 están distribuidos en el litoral de Tabasco y 4 en la Sonda de Campeche; en cuanto a los campos terrestres 3 se ubican en el estado de Tabasco y 1 en Veracruz”, asentó.

Estos campos representan una reservas 2p, de mil 200 millones de barriles y una reserva 3P de 3 mil 800 millones de barriles.

Obstáculos en regulación

Uno de los obstáculos que impedían a PEMEX desarrollar oportunamente sus campos, es la sobre regulación de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y de la Agencia Nacional de Energía y Ambiente, para las autorizaciones de sus planes de desarrollo, por lo que durante el tiempo de transición, se logró que las autorizaciones de dichos órganos, que duraban 1115 días, más de 3.2 años, pasaran a tan solo 50 días.

“Con el inicio de la perforación del pozo Xikin 22, que forma parte de un nuevo descubrimiento y que coincide con el inicio de este nuevo Gobierno, será posible producir la primera gota de aceite en octubre de 2019”, subrayó.

Reducción de costos

Una de las líneas de acción de este Plan es la reducción sistemática de costos y riesgos, para lo que se están elaborando dos nuevos modelos de contrato en este proyecto, “para la infraestructura marina, el modelo propuesto es la contratación integral de toda la infraestructura que incluye la plataforma marina para recuperar pozos, el amarre, transporte e instalación de la misma, la contratación de los ducto y el amarre de estos a la plataforma, por otros lado, la perforación de pozos será contratada llave en mano, dejando la responsabilidad a la compañía o consorcio de la entrega del pozo en el tiempo y costo pactado, además se asegurará un incentivo a quien mejor haga el trabajo, con base en los indicadores establecidos en el contrato”.

Pemex será el responsable de la ingeniería y de la supervisión de los servicios, con lo que se espera un ahorro de por lo menos del 20 por ciento, aplicando esta forma de contratos. El día 15 de enero se firmaran los contratos de infraestructura y los de perforación de pozos el 31 del mismo mes.

Mientras tanto, para construir la infraestructura de la producción marina, se asignaran dos contratos, el primero para 7 plataformas de producción marinas y 114 kilómetros de ductos, para la producción de aceite y gas; el segundo para 6 plataformas de producción marina y 62 kilómetros de ductos con el mismo objetivo.

Al momento existe interés de 8 consorcios nacionales y siete mixtos, con alguna componente extranjera, todos con probado conocimiento y experiencia en la materia.

Nuevo contratos

Por la heterogeneidad de los nuevos campos, la perforación de pozos se dividió en cinco grupos en los que asignaran 3 contratos por cada grupo; los tres primeros habrán de garantizar la perforación de 16, 22 y 24 pozos respectivamente, todos incentivados al desempeño que muestren las compañías durante la ejecución de los servicios, para lo cual, 9 empresas han manifestado su intereses en la perforación de pozos marinos, 5 en los terrestres todas son mayoritariamente mexicanas.

Los otros dos grupos, habrán de garantizar la perforación de 11 y 44 pozos respectivamente, también incentivados al desempeño, en total, se habrán de perforar 73 pozos marinos y 44 terrestres.