Policías liberan a empleados de CFE retenidos por vecinos de Camino Real

La Comisión desmanteló la instalación que suministra electricidad al asentamiento irregular

Gabriel Graniel Herrera
Foto: La Jornada Maya
La Jornada Maya

Ciudad del Carmen, Campeche
Miércoles 19 de diciembre, 2018

Elementos de la Dirección de Seguridad Pública, Vialidad y Tránsito liberaron a dos trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que fueron retenidos por vecinos de Condominios Camino Real, luego de haber participado en el desmantelamiento de la instalación que suministra electricidad a ese asentamiento irregular.

Alrededor de las 9:15 horas de ayer, una cuadrilla de la CFE se presentó en las inmediaciones del kilómetro 1.5 de la carretera federal 180, tramo Ciudad del Carmen-Isla Aguada, para desmantelar la instalación que suministra energía eléctrica a por lo menos 52 viviendas de este sector.

Al percatarse de lo ocurrido, habitantes de este asentamiento, que sólo cuenta con un medidor para todas la viviendas, intentaron retener a la cuadrilla. Sin embargo, la unidad y el chofer lograron darse a la fuga, no así dos empleados que fueron retenidos por la turba.

Los municipales lograron la liberación de los trabajadores retenidos, aunque se dio un conato de bronca en el que salieron a relucir machetes, palos e insultos.

Tras la liberación de los empleados, los agentes policiacos se retiraron, en medio de reclamos de los habitantes encabezados por Cleotilde Herrera Díaz, delegada estatal de la Comisión de Derechos Humanos Insurgente A.C., quien aseguró que los agentes del orden agredieron a los vecinos, resultando al menos dos de ellos lesionados.

Herrera Díaz explicó que desde hace 12 años se hizo un supuesto contrato con la CFE, mismo que pagaron sin que les entregaran los recibos correspondientes, por lo que fue hasta hasta hace dos años que se regularizaron, cubriendo una multa de 350 mil pesos, “que con esfuerzo y sacrificio pagamos”.

Destacó que mensualmente pagan entre 12 y 14 mil pesos, además de que se encuentran al corriente en sus pagos y sin adeudos.

“Visita” a la CFE

Ante esta situación un grupo de vecinos marchó hasta las oficinas de la CFE, en donde exigieron hablar con los directivos. Les atendió Jorge Aguilar Sosa, superintendente de Suministro Básico, quien se negó a proporcionar información a los medios de comunicación.

Tras más de tres horas de diálogo, los vecinos salieron asegurando que no se llegó a acuerdos, ya que aunque manifestaron contar con los recibos, no los exhibieron. Por tal razón permanecerán sin energía en tanto no paguen.

Erick Martínez Güemes, superintendente de Suministro de la CFE, expuso que el desmantelamiento de la instalación motivo del conflicto obedece a un adeudo que se registra desde hace dos años y que, pese al convenio de pago, sólo se cubrieron dos mensualidades y que asciende a más de 5 mil pesos.