Zorros y Senadores buscan completar hazaña en gran batalla

César Díaz y José Caballero, honrados y emocionados de ser parte de un duelo que promete emociones

Texto y foto: Antonio Bargas Cicero
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Viernes 11 de enero, 2019

Dos grandes del beisbol, veteranos de mil batallas, platicaban amenamente ayer en la redacción de La Jornada Maya. César Díaz y José Caballero, buenos amigos dentro y fuera del diamante, harán a un lado la amistad por unas horas este fin de semana o tal vez un poco más durante la final de la Liga Meridana, y ambos están honrados y emocionados de ser parte de batalla que promete emociones, pasión y buen beisbol entre equipos aguerridos, tenaces y, sobre todo, embalados.

“Feliz de tener de contrincante a un Salón de la Fama. Es alguien (Díaz) a quien conozco desde hace años. Voy con todo por el título, pero si a alguien tengo que entregarle el trofeo, que mejor que sea él”, afirmó Caballero, mánager de la Morelos, que busca hacer campeón a su segundo conjunto en el circuito, luego de coronarse con los Diablos. “El espectáculo se va a dar. Está garantizado”. “Enfrentamos a gran equipo, a gran mánager”, manifestó Díaz, quien como lanzados vio acción en varias finales. Como piloto es su primera. Frente a frente en la sala de juntas del periódico, los timoneles hablaron de lo que ven en su rival. Los Senadores, con ocho triunfos en fila, se agenciaron dos de tres en el rol regular y fueron los últimos en vencer a los Zorros, durante el fin de semana del Juego de Estrellas, antes de que Pacabtún hilvanara seis victorias.

“Respetamos a los Senadores y vamos a jugar bien como lo hicimos en la recta final. El que menos se equivoque, quien tenga más inteligencia y la capacidad para jugar este tipo de partidos es el que va a ganar. Les deseo suerte a José y a su equipo”. Caballero, también dos veces campeón como piloto en la Naxón Zapata, dijo que puede parecer que los Zorros no tienen profundidad en su pitcheo, pero “cuando te hacen 12, 13 carreras te das cuenta que tienen bateo, se ha visto que cuentan con buenos lanzadores. Los dos vienen trabajando bien, ambos terminamos produciendo carreras, con sólido pitcheo. Senadores tiene en su róster muchos nombres y mucho pitcheo, pero batalló toda la temporada. Igual los Zorros tuvieron sus problemas, pero están en la final también. Ambos llegamos en el momento preciso. El que haga menos errores y el que batea más saldrá adelante”.

La noticia ayer fue que tres de los abridores programados están tocados físicamente, aunque se espera que todos vean acción. Caballero reveló que Aldo Salinas, quien abriría mañana, se jaló una ingle al hacer un bulpén. Arturo Florentino está siendo tratado de una infección en las vías respiratorias. El zurdo Ariel Gracia, el abridor número uno de Pacabtún fue al doctor por una molestia en un codo, pero dijo que está bien. “Esos son los estragos que causa una temporada tan reñida, en la que llevas al máximo al jugador”, indicó el piloto de los Senadores, que confía en que cuenta con el cuerpo de serpentinas para salir adelante, pese a los posibles contratiempos.

En caso de que la serie se vaya al máximo, con un juego el lunes, Caballero y Díaz tendrán un reto adicional, para el que los Senadores parecieran estar en mejor posición si están al cien por ciento, sobre todo porque cuentan con Felipe Arredondo, quien puede hacer relevos de varias entradas y abrir. Si no es muy utilizado el fin de semana, el abridor del cuarto partido para los Leones ante Monterrey en la Serie Rey, podría escalar la loma para el decisivo. El derecho de Culiacán puede ser la diferencia en la serie final, ya que es garantía en las últimas entradas, mientras que Pacabtún no cuenta con un cerrador definido y depende bastante del novato Miguel Cárdenas.

Como señaló Caballero, con amplia experiencia dirigiendo finales, el espectáculo está garantizado con poco más de una decena de peloteros en ambos clubes con experiencia en Liga Mexicana o sucursales de Grandes Ligas, incluyendo el zurdo Saúl Vázquez, quien podría abrir por los Senadores. Competirán un actual subcampeón de la LMB (Gracia con Oaxaca) y un derecho que ya fue estrella en el circuito nacional (Castañeda).

Además de sólidas bases de jugadores locales, Senadores y Zorros se caracterizaron por su tenacidad, por ir de menos a más. “No dejamos de pelear”, expresó Caballero, quien comentó que usó los momentos difíciles y amargos para unir y motivar a sus peloteros para que remaran contra la corriente. “Apliqué también sacrificio y disciplina”. Díaz, en pos de ser el segundo ex pítcher melenudo (José Vargas) en fila en llevar al trono a los Zorros manifestó que “nadie daba un cacahuate por nosotros y estoy muy orgulloso de mi equipo. Los retos son para superarlos y cerramos bien, que es lo que que queríamos. Esto no es casualidad, es por trabajo. Nunca había visto un conjunto tan unido”.

En dos de las zonas más beisboleras de la ciudad, con aficiones de “hueso colorado”, indicó Caballero, los pilotos invitaron a la gente a disfrutar el beisbol y a apoyar en familia.

El timonel senador llegó a pensar que no clasificarían y ahora está a dos victorias de una hazaña similar a lo que logró con los Diablos en 2011 (tomar al equipo avanzada la campaña y hacerlo campeón). “Tenemos más que ganar que perder”, señaló Díaz.

Todo está listo para una final que debe ser vibrante, pareja y con bateo y pitcheo. ¡Pléibol!