Bomberos de Bolivia pierden esperanza de acabar con incendios