En los separos de la policia panameña. Roberto Borge, rumbo a la ficha